Fotoespacio

Domingo, 27 Diciembre 2015 19:43

Navarro, Paula

Valora este artículo
(5 votos)

PAULA NAVARRO webSantiago, ciudad llena de vida, y de muchas contradicciones. 

En este recorrido fotográfico, los invito a reflexionar, y apreciar lo que se volvió cotidiano. El blanco y negro elegido para esta serie, no es al azar, quiero centrarlos en la esencia de los personajes, que por un par de minutos nos vemos reflejados en ellos, nos permitamos reconocernos en sus costumbres y que su trabajo y cansancio sea el nuestro, que sus alegrías y tristezas, dificultades y forma de vida, sean nuestras, que entendamos que las diferencias las ponemos nosotros mismos, como barreras o escudos protectores, por miedo, frente a este otro que se vuelve un extraño, solo por que no nos atrevemos a conocerlo, sin los prejuicios, sin las etiquetas que habitualmente se le otorga a todo y a todos... )

ir a la muestra

Apunte biográfico de Paula Navarro

Esta es una historia de vocación y esfuerzo.

PAULA NAVARRO 002Dice Paula de si misma: "Soy hija orgullosa de madre soltera, tengo 34 años, nací un 31 de Enero del 1981, en Santiago, nunca conocí a mi padre, tampoco he tenido esa necesidad, porque tengo una madre maravillosa, de un corazón tan grande, que es todo lo que ha necesitado mi vida en esas áreas..... Luchadora, honrada, humilde, fuerte, sencilla, cariñosa, es quien me enseñó valores invaluables, quien me apoya en cada paso dado, quien me entrega energías positivas confiando en mi, creyendo siempre en mis sueños.

Es por eso y en honor a ella, que me nombro, fotográficamente, Paula Navarro, cuando realmente, en los papeles, soy Paula Lizama Navarro.

La fotografía me atrajo siempre, desde muy pequeña veía a una Tía muy querida andar con su cámara de fotos análoga, de esas delgadas, sacando fotos familiares y eso llamaba mucho mi atención, mas aún cuando las revelaba y yo podía revivir esos instantes o viajar a ellos o incluso imaginarme como fueron a través de la imagen que en ellos se había plasmado ¡¡era grandioso!! Nunca pensé en ser fotógrafa en ese tiempo, dedicarme a esto de manera profesional, mas bien quise comprarme una cámara para retener momentos familiares, pero lo pude hacerlo recién como a las 20 años, mi primera cámara de rollo, luego con los años una digital compacta... Un día conocí a alguien que me hizo una pregunta clave ... que me gustaba hacer a mi?.. por mi y para mi?... respondí que lo que mas me gustaba era hacer fotos... entonces este chico me dice ... y por que no te dedicas a eso... y sin pensarlo, parece que fue lo que estaba esperando toda la vida, hacerme una sencilla pregunta, con una sencilla respuesta... pero que hay veces que uno mismo se pone las cosas tan difíciles... en fin, así comenzó todo y desde ahí mi vida cambio completamente...
Estudie en Instituto Alpes 2 semestres, por tiempo e incompatibilidad con mi trabajo de ese momento tuve que congelar. Luego retomé y estudie en Instituto Los Leones, donde me gané un semestre becada por las notas que llevaba hasta ese momento, estuve solo 3 semestre y también tuve que congelar, me cambiaron el sueldo y los horarios de trabajo, por lo que no pude compatibilizar para poder seguir estudiando.

Fue triste esto último por que yo siempre me he pagado mis estudios, no postulo a prestamos que después te salen un ojo de la cara, he preferido siempre ir pagando de inmediato.
Decidí seguir aprendiendo por mi cuenta, siendo autodidacta, leyendo siempre artículos relacionados con fotografía, juntándome con gente que sabia mas que yo, mirando referentes y seguir haciendo fotos, practicar y practicar, equivocándome... Hubo un tiempo en que me sentí muy agobiada por no poder continuar con mis estudios. Antes de volver de lleno a la fotografía, fueron los grupos de Facebook quienes me incentivaron a compartir mi trabajo, a recibir criticas para mejorar y conocer las opiniones de la gente al ver mis imágenes, las que había hecho hasta ese minuto.
Comencé con Sociedad de Fotógrafos Muertos... quizás por que yo quería que esa parte tan importante de mi no se muriera, y necesitaba revivirla de alguna manera, fuera de mi círculo de amigos, comencé a compartir mis imágenes y fue muy motivador, gratificante, recibir buenos comentarios, generar debates y hablar de fotos... luego pase por varios, en realidad tuve buenas experiencias en todos, luego fui invitada a compartir la administración de otro grupo, donde forme hermosos lazos y comencé a salir en grupo de fotógrafos a la calle, tímidamente me fui soltando y viendo que este mundo me era muy cómodo y podía fluir muy bien, me fui reconociendo yo misma en los demás,en quienes fotografiaba, fui reconociendo mi humanidad y también mi parte fea, esa que a veces no nos gusta y escondemos por temor o miedo al ridículo ... y ya en la actualidad todos los domingos salgo sagradamente a recorrer las calles con otro grupo de Facebook muy importante para mi Rincón Patrimonial Chileno. Salir con ellos es un regalo que me permito en la actualidad, e intento no dejar de darme.
Antes de entrar de lleno al mundo de las redes sociales y mostrar mi trabajo fotográfico callejero, fui contactada de la nada, un día cualquiera, por un chico que vio mi trabajo en Flickers y me invito a participar de una exposición fotográfica para mostrar mi fotos en un vagón de tren antiguo, ubicado al costado de la Biblioteca Nacional, que está trasformado en biblioteca, todo esto auspiciado por Biblio Metro, eso fue un maravillo!!. Yo estaba super estancadas con mis sueños fotográficos , aunque seguía leyendo , estudiando, revisando fotos, hacia pocas fotos por esos día y pasa esto!! fue sin duda un regalo de la vida, que definiría el resto de mi historia hasta ahora.

Con el tiempo y las publicaciones varias, un joven encargado de un espacio cultural me mando una propuesta, si yo me atrevía a realizar talleres de fotografía básica y si mi respuesta era positiva que le enviara un power con mi idea de taller, creo que era lo que estaba esperando, sentí que era una nueva oportunidad de mostrar y enseñar lo que había aprendido hasta ese minuto y no pretendía perder la ocasión de entregarle esto a otros, arme una idea y luego la envíe, justo para mi cumpleaños el 31 de enero del 2015 me llama el encargado del Espacio Arte Escondido y me dice que mi proyecto fue aprobado y que comenzare a realizar el taller en Marzo de ese mismo año, adicionalmente Rincón Fotográfico Chileno me ofrece ser la primera entrevistada de una serie de capítulos donde pretenden rescatar el trabajo de fotógrafos callejeros anónimos, donde podamos mostrar imágenes y como llegamos a ellas en calle, ese capitulo fue todo un éxito.

Por que me gusta la fotografía de calle, por que me gusta la gente anónima, me llama mucho la atención esa persona desconocida por los medios, esa gente que a diario todos nosotros pasamos por alto, por la rapidez de la vida, por la cotidianidad, por la falta de tiempo que muchos dicen tener, yo hago un trabajo personal de reconocerme en el otro, en quien fotografío, por que me gusta el patrimonio humano e histórico, arquitectónico también, la diversidad de culturas o la falta de esta y como estamos supuestamente evolucionando. Yo hago fotografías para mi, es mi manera de descubrirme frente al mundo, he tenido la suerte de que a la gente le gusta lo que hago y eso sin duda me pone muy feliz, pero todo comienza por mi, desde mi, por que si no me conmueven a mi, no podría mostrarle mi trabajo a los demás.

Pagina web: www.paulanavarro.cl

ir a la muestra

Más en esta categoría: « Lara, Miguel Angel

Contactate con nosotros

Suscribete al boletín




Redes sociales

Estamos en las redes sociales. Síguenos y mantente informado.
Inicio